Competencias Digitales

Resulta necesario y hasta indispensable para los tiempos que corren, tener competencias digitales para poder desarrollar un buen trabajo.

Podríamos decir que la formación, el reciclaje y el conocimiento con respecto a las últimas tendencias y herramientas que aparecen en los nuevos ámbitos tecnológicos son, entre otras capacidades asociadas, una de las bases para conseguir buenas competencias digitales 2.0.

 

En la nueva sociedad de la información y comunicación (S.I.C.), los nuevos medios sociales (como redes sociales y todo el entorno 2.0) se imponen como alternativa a los medios convencionales. Podemos decir que se pasó de ser un simple consumidor de información a ser un prosumidor de ella, es decir: consumidor y productor de información.

Se dio una transición que va desde la recepción de la información a través de un número limitado de canales a un abanico casi infinito de medios. Precisamente esa multiplicidad de canales y la conexión relacional virtual ha propiciado uno de los principales problemas del mundo digital e hiperconectado en el que vivimos en la actualidad: la infoxicación, o exceso de información.

Una posibilidad de no caer en una sobre saturación de información es la de ENFOCARSE.

Contar con habilidades y aptitudes para el control del entorno 2.0 puede ser un camino, siempre buscando un foco en la información: qué, cómo y con qué aplicación puedo obtener lo que quiero.

Al ser prosumidores tenemos un rol más activo, participativo y democrático.

Definitivamente poseer competencias digitales marcarán una diferencia cualitativa a la hora de ejercer un trabajo. Enfocarse será el secreto.

Nota: Ideas de mi cuaderno de notas de la especialidad de marketing.

#infoxicación, #excesodeinformación, #competencias digitales, #prosumidores

 

 

Anuncios

¿Las pymes que no están on line, existen?

Claro que sí, pero nos encontramos ante una paradoja, estamos inmersos en la SIC (Sociedad de la Información y la Comunicación), la cual está desbordada de tanta información corriendo por allí y sumada la tecnología, resulta  en una vorágine en la cual, como pyme, hay que tomar medidas y se deben dar a conocer: para ello, mostrar los productos o servicios que ofrecen y  adaptarse a los tiempos que corren es un desafío, queda decir que necesitan realizar transformaciones en la forma en la que definen sus modelos de negocio, los servicios que prestan al mercado y cómo lo hacen, modificar sus procesos, integrar su información, colocar al cliente en el centro de su estrategia, transformar su cultura organizacional.

Las pequeñas y medianas empresas tienen un rol preponderante dentro del desarrollo económico de nuestro país; y para poder perpetuarse es necesario gestionar además de su propio motor económico para sobrevivir y salir adelante, aspectos operativos  vinculados al área de marketing y al uso de las no muy lejanas redes sociales. Estas últimas son hoy en día una ventana al mundo, así mismo, para tener en cuenta, he aquí,  algunos datos que las revelan y que las hace únicas:

“El 96% de las 520.000 empresas que hay en la Argentina son pymes, estas tienen mayor capacidad de adaptación ante cambios en la demanda; son núcleos de generación de nuevas tecnologías, y tienen la posibilidad de diferenciarse ante producciones de mayor escala”… . A mi humilde entender, según lo citado aquí, un gran potencial. ¿Cuántas de estas pymes conocemos? ¿cuántas han tomado consciencia de que hay que formar una identidad on line para ser reconocidas?

Por otro lado, y en otro rincón del mundo, así encabezaba este artículo de un magazine de España: “Pese a que las tecnologías de la información (TIC) siguen impactando de manera positiva en la economía,  el cloud computing comienza a dejar de ser una tendencia ascendente para convertirse en una herramienta de trabajo más, el 79% de las pymes de (de allá por el año 2005) no usaban aplicaciones de gestión empresarial en la nube”…

Cifras y datos interesantes, para poder sacar algunas casi obvias conclusiones en relación a la gestión de las pequeñas empresas en el mundo digital y on line para su propia autogestión. La clave está en trasformar la cultura organizacional, lo cual implica un cambio e las competencias digitales de la gestión en la empresa. De esta manera, se podrían llevar a cabo estrategias on-line o plantear campañas de pago en cuentas como Google o Facebook ─o en otros medios digitales y no digitales─ de manera segura, constituyendo así un modelo de negocio sostenible en el mundo globalizado y en extremo competitivo en el que hoy nos estamos desarrollando.

#estrategiadigital, #marketing, #transformaciónorganizacional, #trasformacióndigitaldelaspymes

Andrea Zanga.

http://www.clicbee.com.ar

https://www.facebook.com/clicbee/